sábado, 4 de febrero de 2012

EL PASO DEL YABEBIRÍ, un relato de Horacio Quiroga

   Horacio Quiroga 1900.jpg
FOTOS: http://es.wikipedia.org/wiki/Horacio_Quiroga  y http://bibliotecavilareal.wordpress.com/2011/05/13/130511-la-selva-que-apasiono-a-horacio-quiroga/
   El Yabebirí es un río lleno de rayas. Cuentan que un hombre fue a vivir a Misiones, cerca del río Yabebirí. No quiso que tiraran bombas de dinamita para matar peces. Un día el zorro se asomó a la orilla y les dijo a las rayas que el hombre venía herido, porque había luchado con un tigre. Cuando el hombre llegó al río las rayas lo dejaron pasar hasta la isla. Después llegó el tigre y las rayas le impidieron el paso. Aunque buscó ayuda, ellas siguieron cortando el paso. Le contaron al hombre lo que habían hecho y éste les pidió que hablaran con un carpinchito que había criado, para que se acercara a su casa y trajera el Winchester y las balas.
  Otra vez volvieron los tigres, y estaban más enfurecidos, pero las rayas siguieron luchando. Pero el carpinchito llegó a tiempo y el hombre mató a todos los tigres.
  "En poco tiempo las rayas, que tienen muchos hijos, volvieron a ser tan numerosas como antes. El hombre se curó, y quedó tan agradecido a las rayas que le habían salvado la vida, que se fue a vivir a la isla. Y allí, en las noches de verano le gustaba tenderse en la playa y fumar a la luz de la luna, mientras las rayas, hablando despacito, se lo mostraban a los peces, que no le conocían, contándoles la gran batalla que, aliadas a ese hombre, habían tenido una vez contra los tigres".

Para ver el vídeo: http://www.dailymotion.com/video/xil0ov_el-paso-del-yabebiri-de-horacio-quiroga_shortfilms

Horacio Silvestre Quiroga Forteza (Salto, Uruguay, 31 de diciembre de 1878 – Buenos Aires, Argentina, 19 de febrero de 1937), cuentista, dramaturgo y poeta uruguayo. Fue el maestro del cuento latinoamericano, de prosa vívida, naturalista y modernista. Sus relatos breves, que a menudo retratan a la naturaleza como enemiga del ser humano bajo rasgos temibles y horrorosos, le valieron ser comparado con el estadounidense Edgar Allan Poe.
   La vida de Quiroga, marcada por la tragedia, los accidentes de caza y los suicidios, culminó por decisión propia, cuando bebió un vaso de cianuro en el Hospital de Clínicas de la ciudad de Buenos Aires a los 58 años de edad, tras enterarse de que padecía de cáncer de próstata.
 
  Para saber más del autor: http://es.wikipedia.org/wiki/Horacio_Quiroga

9 comentarios:

  1. Cuento aleccionador. Es un cuento de vida y muerte, y que nos recuerda que nunca estamos ni estaremos solos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. que lindo cuento que es este :) :) :) :D :D :D O:) O:) O:) :O :O :O

    ResponderEliminar
  3. oie sy pero q zukulento
    lopeziny xd

    ResponderEliminar